El paisaje urbano siempre ofrece una paleta amplia de posibilidades que se pueden utilizar como estrategia creativa emulando procesos como el graffitti, la superposición de elementos, el ruido, el color. Así se pensó este catálogo y la campaña que unen el producto con un contexto muy real.