MEDIALAB-PRADO es espacio de trabajo, foro de debate y reflexión, es laboratorio de innovación, es escuela de aprendizaje y hogar para muchos, pero sobre todo se ha convertido en un banco de conocimiento único desde la instauración de la cultura digital en nuestras vidas.
De esa voluntad, casi necesidad, de documentar tales procesos, de no quedarnos en planteamientos y resultados, de profundizar en el quién, el cómo y el por qué, y de hacerlo desde la subjetividad de los propios protagonistas. De esa mezcla de deseos nace esta “memoria de almacenamiento aleatorio” (RAM, por su denominación en inglés) poco o nada al uso; y que bautizamos como R.A.M. >> Recortes Analógicos de Medialab<< mas conocido como “el fanzine”, a secas.
Elegimos para construir R.A.M un no-formato: el FANZINE (de ahí su nombre ‘a secas’) que por su total libertad formal y conceptual, encaja a la perfección con el espíritu subversivo, de autoaprendizaje, de trabajo colaborativo (y manual) y en continuo proceso de cambio y mejora, que caracteriza a quienes habitamos –de una u otra forma– esta casa del procomún.